Borjardin.es: consejos de ahorro de agua

Consejos para ahorrar agua en tu jardín

Llega el verano y queremos ayudaros a economizar agua y que tu jardín siga luciendo en todo su esplendor, con estos consejos veras que es fácil ahorrar y disfrutar de la naturaleza:

  • Agrupar las especies de plantas  según demanda de agua, de esta forma tendrías zonas con necesidades altas, medias y bajas. Esta agrupación seria por ejemplo, elegir especies autóctonas que pueden vivir con el agua de lluvia, cactus, aloes, palmeras, lantanas, etc.. Este grupo tendrían poca necesidad de agua.
  • El césped de diseño sencillo es más fácil de regar, es decir, círculo, cuadrado, rectángulo, evitando ponerlo en zonas con pendientes fuertes, en estos casos poner plantas tapizantes.
    Aprovecha los  bordes del césped para plantar lo que más te guste y que más agua precise, así aprovechamos el agua de riego.  Ajusta los aspersores para que el agua caiga sólo sobre el césped y las plantas y no sobre los caminos o construcciones.
  • Crear sombras en el jardín con  árboles o instalando una pérgola con trepadoras o de madera. Protegerá del sol y favorecerá el establecimiento de las especies recién plantadas. Haz grupos tupidos de plantas para que se cree un microclima húmedo entre ellas. Las masas vegetales dan sombra al suelo, protegen las plantas pequeñas del viento y evitan las malas hierbas. Coloca acolchados en la base de las plantas para evitar la evaporación y las malas hierbas. Por ejemplo cortezas de pino, paja, mantillo, hojas, áridos y gravas.
  • Mejora el suelo haciendo un aporte orgánico antes de plantar con turba, mantillo, compost o estiércol. Esto, en suelos arenosos, mejorará su capacidad de retención de agua; en suelos arcillosos, lo esponjará.
  • El riego por aspersión produce más pérdidas que el riego por goteo o las cintas de exudación. La manguera manual también supone mucho desperdicio pero es adecuado para aquellas plantas resistentes que se riegan manualmente muy de tarde en tarde. Lo más cómodo es  Instalar riego por goteo, a poder ser,  automático.
  • Riega por la mañana temprano o al atardecer, nunca al sol. El riego automático con programador permite regar de noche y evitar la fuerte evaporación del día producida por el sol y el viento.
    Los suelos arenosos “chupan” mucho y hay que dar el agua en pequeñas dosis.
  • Elimina las malas hierbas, porque son grandes competidoras por el agua del suelo. Además, si riegas poco, saldrán menos hierbas. Crecen muy rápidamente y compiten con nuestras plantas por el agua.