Noviembre

Labores de noviembre en el jardín.

 Noviembre en el jardín.

Vamos a centrarnos en las tareas principales que llevaremos  a cabo el próximo mes de noviembre en los jardines.

 Las  temperaturas bajan nos obligan a poner las plantas a salvo de las heladas.

Con respecto a las lluvias, tan deseadas de noviembre, esperamos que lleguen pronto.

  • Cítricos.

Protegeremos  del frío y las heladas,  son árboles muy sensibles que no aguantan las bajas temperaturas.  ¿De qué manera lo conseguiremos?.- Rodeándolos con arpillera o estera.  Hay que tener cuidado con los arbustos y palmeras más delicadas del jardín.

  • Acolchado y traslado.

Es importante  realizar un buen acolchado a las plantas con flor.Cubriremos las raíces de  especies delicadas y los brotes jóvenes con corteza de pino o paja, además, habrá que llevar las plantas de las terrazas y los balcones a lugares resguardados.

  • Sistema y frecuencia de riego.

Hay que reducir la frecuencia de riego en función de la especie, aprovechando las horas más cálidas para hacerlo.

Debido a la ausencia de lluvias, los sistemas automáticos de riego no han sido desconectados en la mayoria de los jardines, aunque se ha bajado la frecuencia y el caudal de riego.

  •  Plantaciones y trasplantes. 

Es el mejor momento para plantar o trasplantar los árboles y arbustos de hoja caduca, especialmente si es a raíz desnuda, como por ejemplo los rosales.

  •  Poda. 

En noviembre toca recortar las ramas secas o mal orientadas de algunas trepadoras, frutales como manzanos y perales. Sin duda, podremos cubrir las heridas con pasta cicratizante para prevenir el ataque de plagas y enfermedades.

Conviene podar los setos por última vez en otoño para evitar que se debiliten si se acumula la humedad

  • Tratamientos.

Debido a  las bajadas de  temperatura y el aumento de la humedad  es muy posible la aparición de la de alguna plaga.

Normalmente los que más  proliferan los hongos, debemos tratarlos con fungicidas y en algunos casos pueden persistir las cochinillas, estas últimas, hay que tratar con insecticida.

 

Estas son algunas de las labores realizadas  desde Borjardin , todo para que el jardín de nuestros clientes se mantenga sano todo el año y puedan disfrutar de su espacio verde.

otoño.-borjardin.es

Trabajos de jardín en otoño.

jardín en otoño

Ha pasado el verano y las temperaturas  se suavizan. Es el momento, en el que algunos de los  árboles y arbustos que tenemos en el jardín, de hoja caduca, nos muestren  las mejores gamas de color de sus hojas. Se vuelven impresionantes las hojas de arces, tilos, liquidambars, moreras, abedules, etc.

arce-borjardin.es.

ARCE.

La falsa parra (parthenocissus)  encienden de color vallas, pérgolas y paredes, al igual, que  hacen otras especies con sus frutos, estando en plena madurez. Siempre es espectacular ver en los  madroños como coincide la floración con la  madurez de los frutos.

Espinos de fuego (Pyracanthas) y cotoneasters,  también se encuentran cargados de frutos.

PARTHENOCISSUS-borjardin.es

FALSA PARRA (PARTHENOCISSUS).

COTONEASTER-borjardin.es

COTONEASTER

 

En este periodo, también, florecen las alegrías, begonias, brezos, aster, dahlias.

aster-borjardin.es

ASTER

DAHLIAS-borjardin.es

DAHLIA

En esta época del año, es muy necesario prestar especial atención a los cuidados del jardín, hay que ayudarle a recuperarse de una larga temporada sufriendo altas temperaturas y  prepararle para el letargo invernal.

 

Trabajos de otoño en el jardín.

Plantación.

El otoño es la época del año perfecta para pasar a tierra los ejemplares comprados en maceta o con cepellón, incluso para hacer plantaciones a raíz descubierta. También es buena época para los trasplantes.

División.

Las especies perennes su crecimiento se detiene, por lo que, en general se dividen sin problemas.  Se pueden tomar esquejes y  realizar injertos y acodos.

Poda.

Hasta que lleguen las heladas del invierno podremos realizar podas para mejorar la estética de nuestras plantas, las ramas muertas, demasiado largas o rotas, como los chupones, las hojas y flores marchitas pueden retirarse, para sanear nuestros ejemplares.  También podemos eliminar los tallos muertos o molestos de las herbáceas perennes.  Podas de saneamiento en árboles y arbustos, cuando comiencen el periodo vegetativo. Las trepadoras que forman “paredes” hay que  descargarlas, para evitar, que las  ramas enredadas, retengan  bloques de nieve. Podaremos los “chupones” más leñosos y gruesos a nivel del suelo.

El Riego.

Las temperaturas son más frescas y las necesidades de agua menores. Durante el otoño se minimizan  los tiempos de riego  y al final del otoño se suspenden por completo.

Abonado.

De macetas, sobretodo las  que tengan plantas con flor y más tarde de todo el jardín en general.

Protección.

Comenzaremos por protegerse las especies más delicadas y las que estén en macetas se llevaran  a sitios reguardados o invernaderos.

Limpieza.

Recoger con frecuencia las hojas caídas, así como las flores marchitas.

El Césped.

En otoño se puede sembrar césped. El suelo está  caliente  las semillas germinan y crecen rápidamente. También se pueden reparar las zonas dañadas, resembrando o con tepes.

Buen momento para escarificar. Conviene airear el césped para que entre el aire y circule mejor el agua.  Imprescindible el abonado.

 

CONSEJOS:

Las podas,  convendrá que se realicen por  profesionales, de esta manera nos aseguramos de que nuestros árboles y plantas  tendrán un crecimiento optimo todo el año.

 

 

coniferas. borjardin.es

Poda de setos: Coníferas (arizónicas).

¡La poda es una actividad esencial para tus setos, plantas y arbustos!.

El mantenimiento de los setos es muy necesario en el jardín, por dos razones, una por salud, porque se evita que vaya ensanchando poco a poco y envejezca antes de tiempo, y otra sería por estética, para mantener su forma geométrica. Por estos motivos debemos recortarlos a menudo.

  • Los setos de Coníferas.(Arizónicas, Ciprés, Tuya, Leylandi) el mantenimiento de un seto formal precisa al menos 2 recortes al año.
  • Los setos de especies trepadoras o enredaderas, crecen con mucha intensidad. Podarlas es principalmente una cuestión de mantenerlas dentro de sus límites. Para tenerlas perfectas necesitan dos recortes al año.

¿Cuándo debemos podar los setos?

El primero se le debe dar en pleno crecimiento de primavera (abril-mayo). Un recorte en este momento frena el crecimiento en el momento de máxima actividad de la planta.

El segundo recorte se le da al final del verano (septiembre-octubre) para controlar el rebrote del otoño, y así no crecerán exceso durante el invierno.

 

Poda de renovación de un seto.

Cuando un seto se hace viejo quedándose el interior sin hojas y con un exceso de altura o una anchura, se debe, intentar su recuperación mediante poda.

Básicamente la renovación trata de una poda fuerte, para que rebroten con fuerza y se regeneren. Se hace rebajando todas las ramas casi hasta el tronco. El seto quedará menos atractivo a la vista durante unos meses, pero es necesario, para el rebrote.

La época para hacer poda de renovación es el reposo, por tanto se hará en invierno.

Para este tipo de podas tanto la de setos formales como la poda de renovación aconsejamos la realicen profesionales, no es sencillo, y si no se conoce bien el desarrollo y crecimiento de estas especies puede resultar fatal para el seto.

 

¡Una poda bien hecha mejorará su aspecto y vida, pero una poda mal hecha puede ser muy dañina!