otoño.-borjardin.es

jardín en otoño

Ha pasado el verano y las temperaturas  se suavizan. Es el momento, en el que algunos de los  árboles y arbustos que tenemos en el jardín, de hoja caduca, nos muestren  las mejores gamas de color de sus hojas. Se vuelven impresionantes las hojas de arces, tilos, liquidambars, moreras, abedules, etc.

arce-borjardin.es.

ARCE.

La falsa parra (parthenocissus)  encienden de color vallas, pérgolas y paredes, al igual, que  hacen otras especies con sus frutos, estando en plena madurez. Siempre es espectacular ver en los  madroños como coincide la floración con la  madurez de los frutos.

Espinos de fuego (Pyracanthas) y cotoneasters,  también se encuentran cargados de frutos.

PARTHENOCISSUS-borjardin.es

FALSA PARRA (PARTHENOCISSUS).

COTONEASTER-borjardin.es

COTONEASTER

 

En este periodo, también, florecen las alegrías, begonias, brezos, aster, dahlias.

aster-borjardin.es

ASTER

DAHLIAS-borjardin.es

DAHLIA

En esta época del año, es muy necesario prestar especial atención a los cuidados del jardín, hay que ayudarle a recuperarse de una larga temporada sufriendo altas temperaturas y  prepararle para el letargo invernal.

 

Trabajos de otoño en el jardín.

Plantación.

El otoño es la época del año perfecta para pasar a tierra los ejemplares comprados en maceta o con cepellón, incluso para hacer plantaciones a raíz descubierta. También es buena época para los trasplantes.

División.

Las especies perennes su crecimiento se detiene, por lo que, en general se dividen sin problemas.  Se pueden tomar esquejes y  realizar injertos y acodos.

Poda.

Hasta que lleguen las heladas del invierno podremos realizar podas para mejorar la estética de nuestras plantas, las ramas muertas, demasiado largas o rotas, como los chupones, las hojas y flores marchitas pueden retirarse, para sanear nuestros ejemplares.  También podemos eliminar los tallos muertos o molestos de las herbáceas perennes.  Podas de saneamiento en árboles y arbustos, cuando comiencen el periodo vegetativo. Las trepadoras que forman “paredes” hay que  descargarlas, para evitar, que las  ramas enredadas, retengan  bloques de nieve. Podaremos los “chupones” más leñosos y gruesos a nivel del suelo.

El Riego.

Las temperaturas son más frescas y las necesidades de agua menores. Durante el otoño se minimizan  los tiempos de riego  y al final del otoño se suspenden por completo.

Abonado.

De macetas, sobretodo las  que tengan plantas con flor y más tarde de todo el jardín en general.

Protección.

Comenzaremos por protegerse las especies más delicadas y las que estén en macetas se llevaran  a sitios reguardados o invernaderos.

Limpieza.

Recoger con frecuencia las hojas caídas, así como las flores marchitas.

El Césped.

En otoño se puede sembrar césped. El suelo está  caliente  las semillas germinan y crecen rápidamente. También se pueden reparar las zonas dañadas, resembrando o con tepes.

Buen momento para escarificar. Conviene airear el césped para que entre el aire y circule mejor el agua.  Imprescindible el abonado.

 

CONSEJOS:

Las podas,  convendrá que se realicen por  profesionales, de esta manera nos aseguramos de que nuestros árboles y plantas  tendrán un crecimiento optimo todo el año.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada. Required fields are marked *